El estudio de la economía en la cual la persona importe

-Cuando hablan de desempleo quiero decir la no utilización o una amplia Subutilización de la mano de obra disponible. Cuando consideramos la productividad en cualquier sociedad no es suficiente tener en cuenta sólo aquellos que están empleados o que trabajan por su cuenta y dejar fuera de todo calculo a aquellos que están desempleados y cuya productividad es por lo tanto igual a cero.



El desarrollo económico es fundamentalmente una cuestión de conseguir que se realice más trabajo. Para esto, hay cuatro condiciones esenciales. Motivación, conocimiento técnico, capital, y por último, debe haber una salida.

En lo que respecta a la motivación no hay mucho de decir. Si la gente no desea mejorarse a sí misma estarán mejor solos. Para el que presta ayuda siempre hay gente suficiente que desea mejorarse a si misma, pero no sabe cómo hacerlo; ¿Quién habrá de enseñarles?


Consideremos una población inmensamente grande como es el de la India, El tamaño del problema lo pone muy lejos de cualquier pequeña mejora, cualquier pequeña reforma, adelanto o inducción y lo hace un problema de filosofía política básica. Todo el asunto puede ser resumido en el interrogante, ¿para qué es la educación? Pienso que fueron los chinos, antes de la segunda guerra mundial, quienes calcularon que haría falta el trabajo de 30 campesinos para tener un hombre o una mujer en la universidad, si tal persona en la universidad hace una carrera de 5 años, cuando haya terminado habrá consumido 150 años de trabajo de campesino. ¿Cómo puede justificarse esto? ¿Quién tiene el derecho de apropiarse de 150 años de trabajo de campesinos para mantener a una persona en la universidad durante 5 años y que es lo que los campesinos obtienen a cambio? Estas preguntas nos conducen a una encrucijada: ¿Ha de ser la educación un <<pasaporte al privilegio>> o algo que la gente pueda tomar casi como un voto monástico, una obligación sagrada de servir a la gente? El primer camino lleva al joven educado a un distrito de moda en Bombay, allí donde otro grupo de gente altamente educada ya ha ido y donde puede integrarse en una sociedad de admiración mutua, el <<gremio de los privilegiados>>, para cuidar que sus privilegios no sean erosionados por las grandes masas de sus contemporáneos que no han sido educados. Este es un camino.



El otro camino conduciría a un destino diferente y para seguirlo tendría que estar imbuido de un espíritu diferente. Le llevaría de vuelta a la gente que, después de todo, habría pagado por su educación, directa o indirectamente, 150 años de trabajo de campesino; habiendo consumido los frutos de su trabajo se sentiría honrado de poder devolverles algo.


El problema no es nuevo, León Tolstoy se refirió a el cuándo escribió: <<Me siento en la espalda de un hombre, lo sofoco, le hago llevarme y aun así me aseguro a mí mismo y a los demás de que lo siento mucho por él y deseo aliviar su destino por todos los medios posible, salvo bajarme de su espalda. >> Por lo tanto, este es el primer interrogante que sugiero debemos afrontar. ¿Podemos establecer una ideología, o como quiera llamársela, que insista en que los educados han tomado sobre si mismos una obligación y que no han adquirido simplemente un <<pasaporte al privilegio>>? Esta ideología está, por supuesto muy bien apoyada por todas las enseñanzas más elevadas de la humanidad. Como cristiano, se me puede permitir que cite a San Lucas: <<A todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará, más se le pedirá porque más se le confió. >> Es bien podría decirse, un elemental asunto de justicia.


Lo pequeño es hermoso.

E.F. Schumacher.

1973

13 views0 comments

Recent Posts

See All

DISCURSIVO

Blog

  • Facebook
  • Instagram

© 2004 Qaytu Collection Import & Export SAC. All Rights Reserverd.